La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. Se produce cuando la diabetes altera los vasos sanguíneos de la retina, disminuyendo la visión.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta ambos ojos.

Los diabéticos deben realizarse revisiones periódicas de forma preventiva.